caries-dental

¿Qué es la caries?

La caries es la enfermedad crónica más frecuente en todo el mundo afectando especialmente a la infancia.

La definición de esta patología ha ido evolucionando a la par que se ha investigado sobre sus causas y efectos. Actualmente, la definimos como una enfermedad multifactorial causada por la interacción entre la superficie del diente, el biofilm bacteriano (o placa dental) y la presencia de azúcares en la dieta. Las bacterias del biofilm metabolizan los azúcares consumidos produciendo ácidos que desmineralizan el esmalte con el tiempo.

Minerales que entran y minerales que salen

En circunstancias normales, la pérdida de minerales del diente se compensa con la remineralización gracias al calcio y a otros minerales presentes en el entorno del diente. Cuando el entorno no es favorable a que el diente se remineralice, se acaba produciendo la cavidad o agujero que vemos como lesión de caries.

Si hay consumo de azúcar se produce un cambio en las bacterias presentes en la boca favoreciendo aquellas que son capaces de producir caries. Si además el cepillado dental se realiza sin flúor o con flúor en cantidad insuficiente, el entorno se vuelve desfavorable para los dientes

Consumo de azúcares y caries

La caries está causada principalmente por el consumo de azúcares y puede ser prevenida reduciendo su ingesta total y su frecuencia, así como con un uso apropiado del flúor (usando pasta fluorada) y una adecuada higiene oral. Aparte del azúcar, otros factores influyen en el desarrollo de la caries y en su severidad. Estos factores actúan a lo largo del tiempo a nivel de individuo, de la familia y de la comunidad. Como no todos son modificables (por ejemplo, la genética), debemos insistir en la dieta y en la higiene oral.

 Los azúcares libres que contienen las comidas o bebidas se convierten en ácidos que destruyen el diente con el tiempo y crean agujeros o cavidades. Los azúcares libres se añaden a la comida en su fabricación, cocinado o consumo, sumándose a los azúcares presentes de forma natural en la miel, siropes o zumos de frutas. Los episodios repetidos de ingesta de azúcar a lo largo del día aumentan la frecuencia de los ataques ácidos y el riesgo de desarrollar caries dental. La OMS recomiendo limitar el consumo diario de azúcares libres a 25 gramos o 5 cucharaditas de azúcar por día.

 Recomendación de consumo máximo de azúcares diarios

 

Años Gramos de azúcares
2-4 15-16 gramos
4-7 18-20 gramos
7-10 22-23 gramos
10-13 24-27 gramos

 

Como veis, la franja 0-2 años no aparece… así que el mensaje es: hasta los 2 años, 0 azúcar en la alimentación de los bebés.

Caries y flúor. Cantidad recomendada

La exposición al flúor es una de las medidas más coste-efectivas para prevenir la caries. El uso diario de pasta fluorada es la mejor vía para garantizar un buen efecto preventivo. Tu odontopediatra te recomendará qué porcentaje de flúor es recomendable en tu caso. En los bebés, con la salida del primer diente y el inicio del cepillado, recomendaremos una pasta con al menos 1000 ppm de flúor. En las revisiones periódicas, te indicaremos en qué momento modificar esta cifra.

 Si la caries ya ha aparecido, es importante tratarla lo antes posible para evitar la destrucción progresiva del diente y la aparición de síntomas desagradables como el dolor. Asimismo, según la predisposición o la forma de los dientes, tu odontopediatra puede recomendarte otras medidas preventivas como la aplicación de sellados para crear una barrera a las bacterias cariogénicas.

 Y recuerda, las revisiones periódicas son la mejor manera de diagnosticar y tratar precozmente las caries, y de obtener las mejores recomendaciones para una boca sana y feliz

 Referencias bibliográficas

  • El desafío de las enfermedades bucodentales. FDI. 2ª edición.
  • Ending chilhood dental caries.
  • Global oral health status report. Towards universal health coverage for oral health by 2030.
  • Fidler Mis, N et al. Sugar in Infants, Children and Adolescents: A Position Paper of the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition Committee on Nutrition.. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2017; 65(6):681-696.

 

Artículo de la Dra. Ángela Carrillo, odontopediatra